Monday, September 24, 2018
Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com
Banner 1

Banner 1 

Misión Médicos y Abogados es una empresa jurídica, que presta servicios de asesoría en asuntos referentes a la Seguridad Social en Salud, con énfasis en la Responsabilidad Medico-Legal y el…

Banner 2

Banner 2 

LA FIRMA SERGIO A. BRAND RUIZ. Médico y Cirujano, egresado de la Universidad de Caldas en el año 1991. Abogado de la Universidad la Gran Colombia, graduado en el año…

Banner 3

Banner 3 

Nuestra Firma La Firma de Médicos y Abogados, traduce la acumulación de experiencia profesional, preocupación social y conocimiento científico-jurídico adquiridos en más de 20 años de dedicación al ejercicio de…

Demanda y Defensa

Demanda y Defensa 

Demandas por Responsabilidad Médica Sabemos que en general, el obrar de los profesionales de la salud están enmarcados dentro de la lex artis, pero hay algunas ocasiones en que esto…

1234

 

Lesiones Cerebrales del Recién Nacido. (Parálisis Cerebral)

Una lesión cerebral traumática puede ocurrir a cualquier edad y puede tener causas diferentes. Cualquier interrupción significativa del flujo sanguíneo o de oxígeno a una parte o la totalidad del cerebro causa una lesión en el cerebro. Una lesión cerebral puede ser focal, lo que significa que afecta sólo a una parte específica del cerebro, o global, lo que significa que afecta a todo el cerebro. El área de la lesión cerebral y el grado de lesión cerebral determina el efecto sobre el paciente. Lesiones cerebrales focales generalmente son causadas por un traumatismo directo o por un problema con un vaso sanguíneo específico que impide el suministro de sangre y oxígeno a una parte específica del cerebro. Una lesión cerebral focal se refiere a veces como un accidente cerebrovascular y puede ocurrir a cualquier edad, aunque ocurre con más frecuencia en los ancianos debido a las consecuencias de la fragilidad de los vasos sanguíneos o de otras condiciones subyacentes.

Cuando una lesión cerebral se produce en el nacimiento o una edad temprana, el efecto de esta lesión tiene consecuencias sobre toda la vida de ese individuo. Hay dos categorías principales de lesión cerebral en el recién nacido o joven 1-una lesión cerebral progresivo y 2- una lesión cerebral no progresivo. Una lesión cerebral progresivo es generalmente debido a algún tipo de problema de fondo genético o de desarrollo en el cerebro, donde tanto la lesión y sus efectos empeoran con el tiempo. Una lesión cerebral no progresiva, como la parálisis cerebral, generalmente es causada por un incidente específico, tales como la hipoxia. Por lo tanto, un niño que es diagnosticado con parálisis cerebral por lo general presentan un retraso evidente en el desarrollo normal y algunas funciones relacionadas con el cerebro, como caminar o hablar, no se pueden desarrollar.

Las lesiones traumáticas de un bebé generalmente ocurren durante el parto vaginal como consecuencia de la mala utilización de un vacío o fórceps para que salga la cabeza del bebé. Estos instrumentos pueden causar lesiones directas a la cabeza del bebé y el cerebro, y en algunos casos, causar la muerte. El tipo más común de lesiones en el nacimiento traumática implica un estiramiento de los nervios del plexo braquial, que se conoce como parálisis de Erb. Estos nervios están dispuestos entre la cabeza y el cuello del bebé y sirven para darle el movimiento y la sensibilidad a los músculos del pecho y el brazo del bebé.

Esta lesión es generalmente el resultado del tamaño del bebé en relación con el canal del parto. Siempre que tal desproporción céfalo-pélvica (DCP) se diagnostica o sospecha antes del parto, el obstetra por lo general, decidirá que el bebé nazca por cesárea. Sin embargo, cuando un bebé nace por vía vaginal, el proceso de parto será difícil y prolongada, con evidencia de una distocia del hombro. Una vez que la cabeza sale, el obstetra puede causar lesiones a los nervios en el cuello del bebé (plexo braquial) tirando y girando la cabeza en un intento de completar el proceso de nacimiento. Si el médico da la torsión y giro de la cabeza con la suficiente fuerza y sin la técnica adecuada, los nervios del brazo se puede avulsiónar, es decir, romper de su conexión a la médula espinal. Más a menudo, estas maniobras resulta en un estiramiento o desgarro de los nervios, y con el tiempo, puede haber una cierta recuperación. A menudo puede tomar varios meses después del parto para evaluar plenamente el grado de lesión permanente. Este tipo de lesión, indiscutiblemente tiene un alto porcentaje de estar asociados con mala praxis o negligencia médica. Consúltenos para hacerle un diagnóstico certero.